capturas de verano (I)


Del trabajo

El verano nos pone especialmente susceptibles respecto de nuestras inhumanas condiciones laborales. La lógica del mundo laboral se esfuerza en desconocer todo lo corporal que hay en nosotros. Tan solo un ejemplo: el sacrificio digno de un asceta que significa trasladar nuestro cuerpo en esos días, especialmente en los medios de transporte de nuestro querido mundo subdesarrollado. Además pensamos, siempre, que todos los demás están de vacaciones mientras unos boludos trabajamos (nuestra perversa y traicionera imaginación se esfuerza en hacernos creer una verdad tan inconcebible como esta). No podemos dejar de pensar todo lo que estaríamos haciendo (pileta, cerveza fría, asadito, etc.) si no estuviéramos esclavizados. No hay duda de que el verano despierta en nosotros esa perdida fuerza concientizadora.


De la sillita en la vereda

Nos empeñamos en ventilarnos en verano. En los barrios todavía se puede ver a los vecinos sacar su sillita a la vereda y tomarse unos mates, calentitos, mirando lo rápido que se mueve el mundo de los hombres y lo lento que hace el mate el transcurso de los días.

Del helado

Son tantos los helados que comemos en cuatro meses que el empacho horroroso con el que llegamos a Marzo nos permite avanzar hasta el próximo calorcito casi sin mayores inconvenientes del tipo “antojadizo”.

7 Response to "capturas de verano (I)"

  1. yo says:

    es que, ponele, asociás verano con vacaciones y rascado general.
    pero resulta que son un par de semanas nomás.

    C.E says:

    ¿Asocio verano con vacaciones nada más? No, no creo. Pero bueno, si vos decís.

    yo says:

    igual, el "asociás" no era justo para vos. era como para todos. ese "vos" que es como "nosotros".

    C.E says:

    Ahh, entonces sí, ahora entiendo.

    Lunita says:

    del trabajo: cualquiera estaría feliz de llegar a un lugar con alto aire acondicionado. Después de un resfrío crónico y anginas en horario laboral, no es tan top.
    De la sillita en la vereda: yo salgo a la terraza... jiji
    Del helado: 99% de acuerrrdo (es que en mi estómago siempre habrá lugar para un cuartito más...)

    C.E says:

    Lunita, es que vos sos una privilegiada: tenés terraza a dónde sacar tu sillita. Yo si saco la silla a Hipólito Yrigoyen...bueno, mejor ni pensar. Un beso

    Gonz / says:

    che, qué ganas de tomarme unos amargos. Gekrepten, poné la paba!

    Un abrazo!

Powered by Blogger